La calidad de vida de las personas en una vivienda
pasa por la ausencia de plagas, que lo único que consiguen es crear un
ambiente negativo.

Las plagas más comunes pasan desde las cucarachas y roedores hasta las
hormigas, chinches, mosquitos, etc...
En los chalets los mosquitos no dejan ni salir a las terrazas, debido a la
gran humedad que se llega a generar en las zonas ajardinadas o acumulaciones
de agua como por ejemplo en maceteros.

Acudimos a la vivienda a realizar una inspección y poder dar el presupuesto
más ajustado para conseguir el bienestar de su familia, sin compromiso.
Los tratamientos pasan por pulverizar todos los desagües, arquetas, red
de alcantarillado cercana, incluso la colocación de trampas de monitorizacion
y geles, con el fin de controlar cualquier plaga.

Damos una garantía de hasta 4 meses, los cuáles suelen incuir la temporada
de verano, época donde más proliferan dichas plagas, sobre todo la cucaracha
americana, que tantos problemas da en la provincia de Valencia.